Cuba: ¿Historiadores u oportunistas tergiversadores de la historia?

 

descarga.jpg

 

Por: Marco Velázquez Cristo.

Como sé que estoy tratando con prestidigitadores mediáticos inicio aclarando: No me voy a referir a los investigadores que de manera seria y rigurosa profundizan en los acontecimientos históricos en busca de elementos que permitan apreciarlos con mayor objetividad sino a los que, cambian totalmente la esencia de lo ocurrido transformando lo que era blanco en negro o cuando menos en gris. De esos ya se están viendo algunos especímenes.

En la medida en que los acontecimientos históricos se alejan en el tiempo más vulnerables se vuelven a la introducción de interpretaciones producto de la subjetividad, posiciones políticas e intereses de quienes escriben sobre ellos.

En el proceso de desintegración de la URSS y ya consumado el mismo se pudo apreciar este fenómeno. Surgieron nuevas versiones sobre la actuación del Ejército Rojo y sus jefes demeritando su papel y prestigio histórico. Prácticamente se le asignó un comportamiento semejante al del ejército alemán. Hoy «gracias» a ese proceso de Glasnost existen serias dudas sobre qué ocurrió en realidad en varios eventos importantes acaecidos durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso figuras icónicas como el Mariscal Gueorgui Konstantínovich Zhúko han pasado a ser cuestionadas.

También se han puesto en entredicho a líderes descollantes como el propio Lenin quien estuvo a punto de ser removido de su mausoleo.

En Cuba se comienzan a ver algunos asomos de esta tendencia. Si el lema en Rusia fue “transparencia” aquí es “decirlo todo”; al parecer según los que abogan por esto los que, nos contaron la historia durante todos estos años lo hicieron mal, mintieron o la sesgaron. Los nuevos “investigadores” dicen querer que las  generaciones venideras conozcan toda la verdad  sobre los hechos que relatan. ¿La verdad o su verdad?

¿Tú verdad? no, la verdad; 
y ven conmigo a buscarla.
La tuya guárdatela.

Antonio Machado

Una inquietud, ¿Por qué han esperado tanto para aclarar cuestiones de nuestra historia que consideran medulares?, ¿Qué se los impidió hacerlo antes? En el caso del periodo posterior a 1959, ¿por qué ahora cuando ya no están algunos de los principales protagonistas de los hechos ocurridos durante el mismo?

El desmontaje de la historia es parte de la estrategia imperialista de tratar de destruir la revolución cubana mediante la tergiversación de hechos acontecidos en su evolución y de privarla del sustento argumental de sus acciones a fin de desmeritarla ante el pueblo y los que en el mundo la apoyan. Asimismo resulta de particular interés para los enemigos de Cuba cambiar o manipular el papel jugado por nuestros próceres en las luchas por la independencia de la patria, resaltando las diferencias entre ellos por encima de los que los unió y llevó hacer causa común.

Obama llamó a olvidar la historia que equivale a borrarla. Cambiarla tendría el mismo efecto. No seamos ingenuos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s